Calambres musculares. Qué son y cómo combatirnos.

Alcanzado: 516

¿Qué son los calambres musculares?

Creo que no me equivoco si digo que todos nosotros, en un momento dado tras realizar un duro entrenamiento o mucho esfuerzo físico, hemos sentido contracciones o espasmos involuntarios en algunos músculos, muy dolorosos y punzantes, por cierto.

Se lo que estáis pensando, ¿y esas rampas que a veces nos dan por las noches y nos despiertan de un alarido? Pues sí, eso también son calambres musculares. Inofensivos si solo se producen de vez en cuando, ya que los podemos paliar en casa, pero si se tornan frecuentes, podríamos estar ante un problema de salud por lo que se recomienda visitar a un médico o acudir a un fisioterapeuta.

Las zonas más comunes donde se produce esta dolencia son las piernas y en los pies, aunque también pueden darse en los brazos, manos, muslos o abdomen.

Causas principales de los calambres

  • Sedentarismo.
  • Embarazo.
  • Uso de un mal calzado.
  • Lesiones musculares.
  • Sobreesfuerzo muscular.
  • Mala circulación.
  • Deshidratación.
  • Estrés.
  • Hipotiroidismo.
  • Falta de minerales en sangre.
  • Practicar deporte en climas extremos de frio o calor.

¿Cuáles son las personas más propensas a sufrir un calambre?

 Le podrían ocurrir a todas las persona, pero existen varios grupos más propensos a padecerlos:

  • Las personas mayores, debido a la atrofia muscular.
  • Los bebés.
  • Las personas obesas, debido a la tensión generada en los músculos.
  • Los atletas, debido al alto volumen de entrenamiento.
  • Los fumadores, ya que el tabaco produce calambres musculares.

¿Cömo prevenir y combatir los calambres musculares?

Para prevenirlos, debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Mantente debidamente hidratado durante el ejercicio y después de éste. 
  2. Estira tus músculos antes y después del entrenamiento.
  3. Planifica tu actividad física de forma progresiva para evitar sobrecargas.
  4. Procura llevar una dieta equilibrada, sana y rica en minerales.
  5. Evita el consumo de cafeína y alcohol.

Para reducir el dolor provocado por los calambres y evitar que vuelvas a aparecer se recomienda:

  1. Aplica frío indirecto sobre la zona afectada para aliviar el dolor.
  2. Masajear los músculos con los pulgares, ejerciendo una presión media y dibujando círculos con los dedos sobre la zona afectada.
  3. Realiza estiramientos para conseguir que los músculos se relajen.
  4. Mejora la circulación levantando la zona muscular afectada.
  5. Un baño tibio con sales de Epsom ayudará a la relajación muscular.

Calambres musculares - Blog Faster

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre diciembre